lunes, 22 de marzo de 2010

¿Por sus garras conocemos al león?

Sí, ya sé, ya sé. Puede ser falso, pero me gustaría comenzar una discusión besuguera sobre este video curioso que alguien subió al Tubo ¿Realidad o ficción? ¿Quién se esconde tras el bebesito?¡Se admiten todo tipo de teorías conspiranoicas!

viernes, 19 de marzo de 2010

Volando voy, volando vengo



Día de la calificación en la prueba de Vuelo de Esquí en Planica. El "noruego volador" vuelve a las andadas.

martes, 16 de marzo de 2010

Trozos de un artículo que encontré por ahí


Rosa Miriam Elizalde

En su discurso del pasado 21 de enero(1), un clásico de la soberbia política en la Era de la Sociedad de la Información, Clinton nos advirtió que los diplomáticos norteamericanos -y obviamente sus agentes de Inteligencia- están trabajando ya en 40 países para “ayudar” con tecnologías de telecomunicaciones a las personas que compartan con Estados Unidos su particular modo de concebir la “democracia”, aunque la visión estadounidense de cómo se gobierna y se somete a un país se encuentre en la antípodas de lo que puedan desear para sí los pueblos de esas 40 naciones.

En otras palabras, la señora Clinton ha sustituido la “diplomacia de las cañoneras” por la “diplomacia de los aviones no tripulados”, meca de las llamadas nuevas tecnologías, y para empezar nos dice que el gobierno de Obama entregará Internet a la carta y financiará las iniciativas privadas y los ciudadanos que construyan junto a Estados Unidos aquellas autopistas donde la información y los valores de los norteamericanos estén cómodos:

Estamos adoptando -dijo Hillary Clinton en su “Discurso sobre la Libertad de Internet”- lo que la gente en la comunidad tecnológica llamaría un planteamiento de ángel inversionista, al sostener una variedad de actores emprendedores. Nuestro objetivo en estos esfuerzos es sencillo: un acceso a información sin trabas, seguro, para un mayor número de personas en un mayor número de lugares.

Pues bien, eso han hecho, quitar todo tipo de trabas a las empresas para que viajen a toda velocidad en la dirección en que soplan los vientos de la Casa Blanca: hacia la libertad en la Internet, entendida como el tráfico en una sola dirección, contrario al verdadero espíritu democrático. Manuel Castells, un gurú de los estudios de la Red, lo diría magistralmente: "estamos viendo el uso del poder de la tecnología para servir a la tecnología del poder”.

La prueba es que la retórica libertaria de la administración Obama funciona solo como imposición a los otros. Cuando en nombre de la libertad se ponen en tela de juicio los preceptos hegemónicos en la Internet del gobierno del Premio Nobel de la Paz, no vacilan en advertir -como lo hizo Hillary en el discurso citado- que “la libertad de expresión tiene sus límites”.

En esa larga intervención de 22 cuartillas, Clinton, por ejemplo, olvidó por completo referirse a la detención de los manifestantes contra la reunión del G-20, el pasado septiembre en Pittsburgh, por utilizar la red social Twitter para organizar protestas pacíficas.

No los detuvieron en un vacío legal. Estados Unidos posee una legislación que criminaliza el uso de los medios de telecomunicaciones, como demostró el caso de Elliot Madison, un trabajador social de Nueva York arrestado durante esa manifestación por usar su celular -confiscado por ser una “herramienta delictiva”, según el acta de la policía- para conectarse a la red social. Pero dos meses antes, el Departamento de Estado había pedido a los administradores de Twitter que no realizaran una reparación programada de sus servidores para no parar el bombardeo de mensajes a través de esa red contra el gobierno iraní, originados mayoritariamente -se supo después que en el orden del 68 por ciento- desde los Estados Unidos.

etc etc etc

martes, 2 de marzo de 2010

El problema no es sólo la <Innombrable>


Para el que sepa leer inglés, le dejo este enlace a un revelador documento que dice mucho sobre lo que piensan ciertas entidades del vecino de 'o Norte', como dirían en mi pueblo, sobre España y su gobierno acerca de cierto problema...