viernes, 18 de enero de 2008

La intuición

Del diccionario online de la RAE:

intuición.

(Del lat. mediev. intuitĭo, -ōnis).

1. f. Facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento.

2. f. Resultado de intuir.

intuir.

(Del lat. intuēri).

1. tr. Percibir íntima e instantáneamente una idea o verdad, tal como si se la tuviera a la vista.

Pues sí, hoy toca hablar de esa aliada del auténtico ser humano, entre los que esta vez tendré que incluir a las mujeres, ya que éstas van sobradas del tema. Si, aguerridos lectores, la INTUICIÓN. La misma que te permite diferenciar a tu jefe de un orangután (¿he escrito yo eso?), o darte cuenta de que alguien cercano te la está dando con queso (I don't want your freedom tralala). Y digo aliada porque como en todas las alianzas, ésta puede ir y venir según sople el viento, en la mayoría de bípedos implumes, aunque siempre está al lado de los mismos aunque racionales. Algunas personas parecen, gracias a esta poderosa, digamos, cualidad, como poseídas del don de la percepción extrasensorial ¿no conocéis a alguien que siempre acierta con "éste está liado con tal", "ésta va a dejar a cuál, fijo" bastante antes de que ocurra? Pues en ese trance me he visto yo en los últimos quince días, días en los que me olía como a chamusquina, la cosa no podía ser tan fácil. Y es que cuando todos tus sentidos te ponen en alerta, todo tu ser te está diciendo "cuidao, chaval, que la vas a liar como te lances un poco", hay que hacerle caso a la mencionada. Bueno, xa-pasou-Marica-non-chores. Y vosotros ya sabéis Wake me up before you go-go.

No hay comentarios: